VILLAMURIEL

Villamuriel de Cerrato es un municipio de España en la provincia de Palencia, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Situada en la comarca del Cerrato a 7 km de la capital de provincia Palencia, a una altitud de 727 m y con una superficie de 40,02 Km2. Avenado por el río Carrión, en su margen derecho se encuentra el Canal de Castilla y en su margen izquierdo la Acequia de Palencia y el Canal de Alfonso XIII. Tiene una población de 6354 (censo de 2013) y a sus habitantes se les conoce bajo el nombre de cerrateños o villamurelienses. En sus tierras se cultivan explotaciones de secano y de regadío con una variada ganadería e industria agroalimentaria pero sobre todo automovilística desde 1978 y sus industrias auxiliares.

Villamuriel de Cerrato. Villamuriel, palabra compuesta por dos vocablos Villa y Muriel. Villa, del Latín referido a pequeña granja de entre 5 y 20 familias. Muriel, del cual existen dos posibilidades: Del nombre Maurelli, del nombre Murelli (citado en un documento de donación en la catedral de León del año 967). Cerrato, del latín Cirratus que derivaría en Zerrato con significado, tierras onduladas dominadas por cerros. También puede provenir del latín Serrare, zona cerrada, vallada o acordonada. Otra posibilidad es Cerral, con significado de cuesta. Cerrato, anexo localizador usado desde mediados del siglo XIX como zona de abundante cereal.

Su zona más occidental pertenece a los Montes Torozos. En el Páramo de Villamuriel predomina la roca caliza que no ha sido erosionada con bosques de encinas y quejigos. Algunas zonas se han roturado para la agricultura y pobres pastos. Sus empinadas laderas se han repoblado con pino carrasco, negral y piñonero, algunas prácticamente desnudas poseen yacimientos de yeso que no se encuentran bajo explotación. En su zona central se encuentra el río Carrión y sus canales con sus bosques de ribera en donde crecen los álamos, fresnos y olmos, estos últimos en retroceso afectados por la grafiosis. Existen numerosas plantaciones de chopos. Su vega y zonas cercanas a ella están formadas por arcillas y margas muy aptas para cultivos de secano y regadío. En secano destacan los cereales, leguminosas y oleaginosas. La vid se encuentra en retroceso a pesar de su auge en otros tiempos como atestiguan sus bodegas. En regadío destaca el maíz el girasol, la alfalfa y los cultivos hortelanos. La remolacha se encuentra en retroceso debido al paulatino cierre de las industrias azucareras de la comarca. Al este, entre los valles del Carrión y del Pisuerga se encuentran las lomas, pequeñas elevaciones donde se han acumulado yesos, arcillas y margas con cultivos de secano. Su clima es mediterráneo continental con escasas precipitaciones y una gran oscilación térmica entre el día y la noche y entre estaciones. El abundante agua de los ríos y canales suaviza el clima.

Iglesia de Santa María la Mayor
Iniciada por el obispo Arderico de Palencia a finales del siglo XII, continuada por el obispo Tello Téllez de Meneses y sucesivos obispos. Terminada y renovada por el obispo Pedro de Castilla a mediados del siglo XV aunque con continuas reformas. En 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional.

Construida arquitectónicamente dentro del austero Románico cisterciense (siglo XIII) en su transición al gótico, siendo una construcción difícilmente considerada románica. La iglesia en que más se inspira es la de Villalcázar de Sirga (Camino de Santiago) por su disposición planimétrica y pilares. Las ojivas con ligaduras longitudinales las aproximan al gótico burgalés.

Tiene tres naves, cabecero con tres ábsides rectangulares (no los circulares del románico). Los arcos apuntados de las bóvedas del crucero se apoyan en pilares con doble columna en sus frentes con otros acodillados al modo hispano languedociano. En el crucero los arcos laterales soportan la torre-cimborrio alzada en planta ochavada mediante trompas. Desde el punto de vista arquitectónico la torre cimborrio es lo más importante porque le da un bello efecto estético y una gran luminosidad.

El templo está jalonado con contrafuertes y canecillos ortogonales y angulosos (han dejado la redondez románica). En la fachada occidental, la entrada tiene dos arcos apuntados separados por un grueso mainel. Encima una arquería mural y debajo un óculo (siglo XVI). Encima de ello un auténtico rosetón del siglo XIII. La puerta norte junto con las ventanas del templo es lo más románico. Posee cuatro arquivoltas de medio punto. La interior presenta un perfil angrelado. Todo ello de reciente reparación pues la piedra caliza estaba muy deteriorada. En la parte superior de la fachada norte tiene los canecillos de un balcón amatacado. La impresionante torre es románica excepto el tramo de arriba que al dejar la función militar es sustituida por un campanario de estilo herreriano (siglo XVI). Al lado estaría el palacio episcopal que fue destruido en la guerra de los comuneros (1520) y posteriormente restaurado. Del contrafuerte del sudeste arrancaba un arco formado por grandes dovelas que pudiera ser la entrada principal, hoy en día no se conserva nada. El coro alto de la iglesia es de finales del siglo XVI y los altares fueron renovados prácticamente todos en la primera mitad del siglo XVIII.

Monasterio Ntra Sra. de la Consolidación
En 1440 Pedro Manrique muere y su viuda Leonor de Castilla, para cumplir los deseos de su marido manda a su hijo Diego Gómez Manrique y a Rodrigo Manrique (padre de [[Jorge Manrique]) trasladar a los benedictinos para fundar con sus hijas Aldonza y María un monasterio femenino. En 1468 se trasladaron a él.

En su pórtico e interior se representaron égolas y autos de Gómez y Jorge Manrique. Su iglesia (siglo XVII) tiene una sola nave en piedra y ladrillo. La nave tiene cinco tramos (uno el presbiterio) con bóvedas de cañón con lunetas, decoradas en yeserías (del estilo de Martín Machaca). Las cubiertas descansan sobre arcos de medio punto apoyados sobre pilastras adosadas. Bajo el coro están enterradas las hijas de la fundadora. En el lado de la epístola se conserva un retablo (siglo XVIII) y otro en el lado del evangelio (con una talla de virgen con niño Jesús del siglo XV). El retablo mayor (Pedro Correas, siglo XVIII) con una imagen de Santa Clara del siglo XVI de estilo Juan de Valmaseda.

En el coro se encuentra un magnífico sepulcro del siglo XVI con relieves representando a Santa Isabel, San Juan Niño, la virgen y Jesús. Otro sepulcro de Inés Manrique, mujer de Juan Chacón (adelantado mayor de Murcia) que murió en 1535. En el claustro de encuentra el sepulcro de la fundadora que es en piedra policromada atribuido a Alejo de Vahia y es una estatua yacente de Leonor de Castilla.

Palacio de la Reina Isabel La Católica
Corresponde a la casa de los capellanes del convento de las clarisas de Nuestra Señora de la Consolación. Su nombre se debe a que en él se alojó la reina Isabel La Católica cuando se encontraba en tierras palentinas. En él se encuentran los restos de María Dávila, viuda de Fernán Núñez Armalte (tesorero y secretario de Isabel La Católica) y viuda también de Fernando de Acuña (hombre de armas de los Reyes Católicos y virrey de Sicilia]]. Al enviudar estuvo en el monasterio entre 1496 y 1502. En los últimos años ha sufrido una importante rehabilitación. Presenta una fachada exterior austera con un medallón del siglo XVIII que representa la Asunción de María

Canal de Castilla
El Canal de Castilla (1753-1849) es la obra de ingeniería civil más importante de la España ilustrada. Su objetivo era poder sacar el excedente de grano de Castilla por los puertos de Cantábrico. En un principio iba a ir desde Segovia hasta Reinosa pero solo se llegó a construir desde Valladolid hasta Alar del Rey y el ramal de Campos hasta Medina de Rioseco. En 1860 se construye la línea de ferrocarril quedando obsoleto el canal para su principal objetivo. Villamuriel de Cerrato se encuentra dentro del ramal sur que se inició en 1791 hasta 1804. La esclusa 33 localizada en el pueblo y la 34 (localizada en Soto Albúrez) son de esta época y tienen la particularidad de que son ovaladas. En 1831 se continúan las obras y se construye la esclusa 35 y 36 (Soto Albúrez) que son rectangulares. Su principal uso actualmente es el regadío y el abastecimiento de agua.

Puente Románico Medieval
Sobre el Río Carrión une Palencia con Dueñas por lo que era el antiguo camino. Tiene 11 ojos. La primera referencia que se tiene de él es del siglo XIV. A este siglo pertenece la parte que tiene los ojos y los tajamares apuntados. En el siglo XVI se hicieron unas reformas que corresponden a la parte que tiene los ojos y tajamares redondos. Los tajamares sirven para que el puente oponga menor resistencia al paso del agua. La parte superior de estos tajamares se aprovechó para hacer unos balconcillos que servían para resguardarse las personas del paso de las caballerías.